Google+ Followers

sábado, 12 de noviembre de 2011

La vendedora de frutas.



 



Las luces del alumbrado público se apagan dando comienzo a un nuevo día, al que el sol da una calurosa bienvenida, por la ventana de su cabaña Rosita observa con ojos adormecidos el mar y a los primeros bañistas que poco a poco se van dejando ver, algunos con toallas o libros en la mano dispuestos a ganar la primera fila de la playa, el mar está en calma, más no así su alma juvenil que llena de inquietudes desea  conocer otros sitios, otras personas, vivir otras experiencias, pero por otra parte ama todo aquello, todo con lo que ha crecido y convivido en su corta existencia y es que es imposible no amar su ciudad, cada rincón le trae a su memoria recuerdos que celosamente guarda en un sitio especial en su corazón, Rosita se siente invitada a sumergirse en sus aguas, pero no puede, sabe que le espera un día de duro trabajo como palenquera como así son llamadas las vendedoras de frutas en su Cartagena natal, recorre todos los días la playas de  la Boquilla otras veces va a playa blanca en  isla Barú y cuando las ventas no van tan bien como ella lo espera entonces recorre el corralito de piedra, una villa colonial rodeada de murallas que fueron construidas con el fin de proteger la ciudad, distintos sitios de Cartagena son buenos para ella vender sus frutas ya que los turistas encuentran en este lugar un encanto especial y mucha historia que conocer esto le permite sobrevivir a su hermanito menor, a su abuelito y a ella misma. 
Con presteza se alista para para empezar su tarea diaria, va a la cocina y prepara las frutas, las lava, las pela, las parte en rodajas y las pone sobre un cesto muy grande que llevará sobre su cabeza como es la tradición de las palenqueras, soportando el peso bajo el caluroso día, se ducha, se pone su pañoeleta roja en la cabeza, su vestido de flores y sus sandalias, se acerca a la cama de un niño que duerme plácidamente en su hamaca, ajeno a las ideas que discurren por la cabeza de su hermana, seguramente soñará con coches de juguetes o con la bicicleta que todos los días le pide a su hermana antes de que ella se vaya a vender las frutas, da dos besos en las mejillas del niño y luego va a la hamaca de un anciano cuyo esquelético cuerpo puede adivinarse através de las sábanas da igual dos besos y se marcha cerrando la puerta suavemente para no despertarlos.

Cartagena de Indias Colombia.

Rosita solo tiene 15 abriles, una piel achocolatada, pelo rizado, ojos cafés y una simpatía y belleza que no pasaban desapercibida para los turistas, pese a su corta edad, sabe cumplir con la obligación que por algún motivo la vida le ha impuesto, ya que cuando ella y su hermanito eran muy pequeños sus padres murieron y fue su abuelo quien se hizo cargo de ellos, pero las fuerzas del abuelo se agotaron, y la joven palenquera tuvo que hacerse cargo de todo, en la calle los que ya la conocen la saludan con cariño y los turistas se acercan a fotografiarse con ella y a cambio le regalan una propina que ella agradece con una dulce sonrisa, ya a la mitad de la mañana en su cesta de frutas sigue casi llena es muy poco lo que ha vendido, pero ella no pierde la esperanza, recuerda las manos arrugadas de su abuelo, su pelo blanco, su incapacidad de valerse por si mismo, y la sonrisa tierna y alegre de su hermanito y entonces se motiva ellos son su alegría y su amuleto de la buena suerte, y entonces todo empieza a cambiar casi sin darse cuenta empieza a vender toda las frutas y ya a media tarde las ha vendido todas,  también el tiempo empieza a cambiar se siente un aire fresco y algunas olas empiezan a alsarsen ella se sienta un rato en la arena de la playa, y decide tomar un baño para refrescarse se mete al mar y sus cálidas aguas cubren su piel morena  y una ola inesperada la sumerge hasta el fondo de donde no volverá jamás.
 Después de una semana del fatal desenlace en una cabaña un anciano  agarrándose de las paredes coloca un plato de más en la mesa piensa en medio de su inconsciencia que Rosita vendrá a cenar con ellos y un niño a quien un vecino cuida llora en la puerta esperando a Rosita y a su bicicleta. 


                     Ruizceos.
Este relato es imaginario, las imágenes han sido tomadas de Internet.


Cartagena de Indias: Es la capital del departamento de bolívar fue fundada en 1.533 por Pedro de Heredia, es la quinta ciudad en el país en población Cartagena es un distrito turístico y cultural, está localizada a orillas del mar Caribe, el 11 de noviembre de 1.811 se declaró independiente de España, este día es fiesta nacional en Colombia y en la ciudad es celebrado durante cuatro días conocido como las fiestas de la independencia ese día se elige a la señorita colombia en el reinado nacional de belleza. Algunos lugares por conocer:
La India Catalina.


El muelle de los pegasos.


Isla Barú.
               



                  


Castillo de San Felipe.




Casco antiguo de Cartagena.




Oceanario de las Islas del Rosario en Cartagena.


                  




RECORDANDO A LOS GRANDES DE LA MÚSICA.

Humilde homenaje a todos aquellos artista que en los años 60,70,80 y 90 nos emocionaron con sus canciones independientemente de si han faltado, ya no cantan o siguen activos en la música.

Hoy: FRANCO DE VITA (VENEZUELA).